TRANSMITIENDO VALORES A RAQUETAZOS - Educación física y valores

En esta entrada de «Historias con valores» quiero hablaros de Rafa Nadal, sin duda alguna, el deportista español referente en la transmisión de valores, al menos para mí. Rafa tiene muchos valores buenos de los que podríamos hablar, pero la perseverancia y la confianza en sí mismo son, a mi juicio, sus credenciales, y esos dos valores son los que trataremos en esta entrada.

 

El 14 de agosto de 2016 Nadal jugó el partido por el 3º y 4º puesto contra el japonés Kei Nishikori, partido al que llegaba después de haber tenido problemas en una de sus muñecas, hasta tal punto de peligrar su participación en los juegos, habiendo jugado la friolera de 10 partidos en tan solo 7 días y al más alto nivel, y habiendo conseguido ya la medalla de oro en dobles formando pareja junto a Marc López.

TRANSMITIENDO VALORES A RAQUETAZOS - cartel que anunciaba el partido por la medalla de bronce entre Nadal y Nishikori

 

Este partido acabó ganándolo y por tanto colgándose el bronce el japonés por 2 sets a 1 (2-6, 7-6, 3-6). Viendo el resultado puede parecer que fue un partido fácil para Nishikori, pero nada más lejos de la realidad, el japonés sufrió lo que no está escrito para alzarse con esta medalla tras casi 3 horas de partido, ante un Rafa Nadal muy peleón que nunca tiró la toalla, como es habitual en él.

 

Comenzó el partido con una Nadal muy fallón, en acciones en las que no suele fallar, quizás por el desgaste físico, quizás por el desgaste mental, falta de concentración al inicio… y tan solo logró ponerse por delante con 2 juegos a 1, a partir de ahí el japonés barrió a Nadal en el primer set, el cual ganó por 2-6.

 

Comenzó el segundo set y parecía que el partido iba a llevar la misma dinámica. Primer juego para Rafa, segundo, tercero y cuarto juegos para Nishikori (1-3), Rafa consiguió un juego en blanco con dos saques directos que le dieron un respiro (2-3), los siguientes dos juegos también fueron para el japonés que se puso 2-5 rozando ya el bronce, pero Rafa se resistió a perder, al menos no de esa forma y sacó su rabia y coraje y se creció ante la adversidad como sólo él sabe hacer, y uno a uno fue ganando los siguientes juegos hasta ponerse por delante, 6-5 en el marcador, forzando así la muerte súbita, donde con bolas muy ajustadas y utilizando el ojo de halcón hasta en dos ocasiones ganó 7-1 igualando así el partido a un set para cada uno.

Este segundo set es el que me gustaría destacar y es que es un ejemplo de constancia, tenacidad, lucha y fuerza mental digno de ver una y otra vez. Cuando todo el mundo pensaba que iba a caer arrollado por el japonés se levantó y dignificó su derrota, haciendo así más grande también la victoria de Nei Nishikori.

 

El tercer set comenzó con un contratiempo, y es que cuando mejor estaba jugando Rafa, el japonés detuvo el juego durante mas de 10 minutos, en los que se retiró al vestuario y no aparecía en la pista ante el normal enfado de Rafa. En lo que respecta a lo deportivo este set comenzó como el primero y rápidamente Nishikori se puso de nuevo con todo a favor (1-4), Rafa luchando como podía logró el 2-4 pero en el siguiente juego, muy disputado, Nishikori logró ponerse 2-5 y con el bronce a tiro, pero esta vez no llegó la respuesta de Rafa Nadal, certificando el desplome físico y anímico de un Rafa que llegó a Rio sin haber entrenado demasiado y donde se exigió muchísimo jugando el dobles, el dobles mixtos (aunque comenzado ya el torneo abandonó) y el individual, sobre todo en la semifinal del día anterior a este partido, contra el argentino Juan Martín Del Potro.

TRANSMITIENDO VALORES A RAQUETAZOS - Nadal y Nishikori se dan la mano tras acabar el partido por la medalla de bronce

 

La idea de este post no es contaros el partido, aunque si lo he hecho ;-), sino destacar ese segundo set memorable de Rafa Nadal que todo aquel que no haya visto tiene que ver, y que deberíamos ponerles a nuestros alumnos/as, o hijos/as para que vean que nunca hay que tirar la toalla, nunca, que con tenacidad y ganas se le puede dar la vuelta a una situación desfavorable y también que una vez lo has dado todo si has perdido es porque el rival ha sido mejor y ahí lo único que podemos hacer es felicitar al rival. Os prometo que no soy especial seguidor del tenis, pero este partido lo viví con mucha ilusión y a pesar de la derrota lo disfruté.

TRANSMITIENDO VALORES A RAQUETAZOS - Nadal se despide del campo tras perder contra Nishikori

 

¡Espero que os guste!

Share This
A %d blogueros les gusta esto: