ADAPTACIONES PARA "EL CEMENTERIO" - Educación física y valores

Hoy en esta sección sobre educación física adaptada hablaré del juego «El cementerio» para que todos/as nuestros alumnos/as puedan participar. Este es un juego muy conocido y que todos/as hemos utilizado en nuestras clases más de una vez, lo conoceréis bien por este nombre o bien por «balón prisionero», «el balón-tiro»… y la dinámica es la siguiente.

Dibujaremos o delimitaremos con conos o cualquier otro objeto un terreno de 10×20 metros que dividiremos en dos campos de 10×10, y al fondo de cada uno de ellos habrá una zona donde irán los jugadores «muertos» que será el cementerio. Dividiremos a la clase en dos equipos, o 3 si es muy numerosa (y mientras dos equipos juegan el otro espera) y utilizaremos una pelota de espuma para jugar.

En la imagen se muestra el dibujo de un campo con sus zonas, sus medidas y el material necesario, una pelota de espuma

Para comenzar cada equipo se coloca en un campo y se distribuyen libremente por el. Luego se decidirá que equipo comienza el juego y se le entregará la pelota a uno de sus integrantes. Entonces el objetivo ahora es lanzarlo al campo contrario con el objetivo de dar y así «matar» a uno de los integrantes del equipo contrario, quienes intentarán esquivar dicho lanzamiento. Si alguno/a de los miembros del equipo es golpeado por la pelota estará «muerto» y tendrá que irse al cementerio que hay al fondo del campo del equipo rival con la pelota, y desde ahí lanzará o pasará la pelota a sus compañeros/as para que eliminen a algún/na integrante del equipo contrario. Si este/a elimina a alguien del otro equipo en el primer lanzamiento desde el cementerio se salvará y volverá con su equipo a su campo de juego. Si en un lanzamiento un jugador/a del equipo contrario coge la pelota antes de que caiga al suelo un jugador de ese equipo que esté en el cementerio puede volver a jugar en el campo (lo salva). Si intentando coger la pelota le da y se le escapa estará «muerto»; si la pelota golpea el suelo antes de tocar a algún integrante del equipo este no morirá. El juego terminará cuando un equipo consiga eliminar a la totalidad del equipo contrario.

 

Adaptaciones:

  • Alumnos/as con discapacidad visual: 
    • Ciegos totales: utilizaremos un balón de espuma un poco más grande y colocaremos cascabeles o bien dentro de él o bien pegados a el. Este/a jugador/a irá cogido de la mano de otro/a compañero/a y ambos serán un pack y tendrán 2 vidas. Cuando se disponga a lanzar gritará «Stop» y todos los jugadores se quedarán quietos, entonces podrá nombrar a algún jugador/a del equipo rival y este/a deberá hablarle o tocar palmas para ayudar a este a ubicarlo en el espacio.
    • Deficientes visuales: utilizaremos el mismo balón, o en su defecto uno o mas grande o con un color llamativo para facilitar su visión. En este caso no hace falta ir cogido de la mano de algún compañero/a ni que se le otorguen dos vidas, aunque estos aspectos serán aplicados en función del grado de visión del alumno/a.
  • Alumnos/as con discapacidad física:
    • Alumnos/as con silla de ruedas:
      • Alumnos/as con afectación del tren inferior y alumnos/as con parálisis cerebral con capacidad para manejar solos la silla: reduciremos el campo un poco y además este/a alumno/a tendrá 2 vidas. No serán válidos los tiros que den en las ruedas de la silla. Cuando realizan un lanzamiento al equipo rival estos no podrán atacarle en el contraataque ya que este/a necesita algo más de tiempo para volver al sitio.
      • Alumnos/as con afectación del tren inferior y/o superior y alumnos/as con parálisis cerebral sin capacidad para manejar su silla ágilmente:  reduciremos el espacio un poco y a este/a alumno/a le podremos conceder 2 o 3 vidas. Si su movilidad es muy costosa podrá elegir a un/a compañero/a que le ayudará en el manejo de la silla siendo ambos un pack, y cuando este/a tenga que lanzar al equipo rival gritará «Stop» y todos se quedarán quietos/as, entonces este/a alumno/a podrá o lanzar a eliminar o pasarle la pelota lanzando o rodando la pelota por el suelo a algún compañero/a que esté en el cementerio. Si toca a algún rival aunque sea en el pie lo eliminará. Cuando este/a alumno/a esté muerto/a el equipo rival se situará a mitad de campo para que este/a lance, si el que lanza es su ayudante no hace falta aplicar esta última premisa.
    • Alumnos/as con muletas o andador y alumnos/as con parálisis cerebral deambulases con dificultades de equilibrio y manipulación de miembros superiores:
      • Alumnos/as con una muleta y/o alumnos/as con parálisis cerebral con dificultades de equilibrio y mayor afectación de una mitad del cuerpo: reduciremos el espacio de juego y le daremos a este alumno/a dos vidas. Si al intentar eliminarlo le dan en la muleta no se considerará «muerto». Cuando este lanzando podrá gritar «Stop» y todos los jugadores se quedarán quietos y entonces este/a lanzará.
      • Alumnos/as con andador o muletas y/o alumnos/as con parálisis cerebral con dificultades de equilibrio y problemas de manipulación en los dos brazos: reduciremos el espacio de juego y le daremos 2 vidas a este alumno/a. No se le podrá eliminar golpeándolo en el andador. Y podrá gritar «Stop» para que todos se queden quietos y lanzar al equipo rival con los pies, valiendo los impactos a ras de suelo en algún contrario. En el caso de alumnos/as con parálisis cerebral será igual.
      • Alumnos/as con parálisis cerebral con problemas de equilibrio pero buena manipulación en los miembros superiores: para eliminarlos le habrán de lanzar la pelota con un bote previo en el suelo para así facilitar su reacción y reequilibrio.
  • Alumnos/as con discapacidad psíquica:
    • En función del grado de deficiencia mental podrán participar con normalidad o no. Tendremos en cuenta cosas como dejarles mas tiempo para pensar y asumir la situación, y a los casos más graves que no podrán seguir el juego le animaremos a realizar algún lanzamiento cuando la pelota esté en posesión de su equipo.

 

Estas son las discapacidades más comunes en nuestra realidad educativa, pero no quiere decir que no haya otras, si tenéis alumnos/as en clase con otro tipo de discapacidad y queréis adaptaciones también no dudéis en contármelo y me informaré todo lo posible al respecto y las incluiré en los nuevos juegos. Y también deciros que podéis pedir adaptaciones de juegos concretos para futuras entradas, y os los pondré en cuanto pueda, pero ante todo que NUNCA dejéis sin jugar a un alumno/a por desconocimiento de su discapacidad o de como adaptarle una actividad, ellos no tienen la culpa y no merecen ser excluidos porque en mayor o menor medida todos los juegos y actividades son susceptibles de adaptar, preguntar a mi o a quien queráis, buscad en internet educación física adaptada, o la mejor de las soluciones, poneos en el lugar del alumno/a con esa discapacidad y pensad como podríais realizar esa tarea, seguro que algo se os ocurre.

Venga la semana que viene vuelvo con otro nuevo juego adaptado.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: