ADAPTACIONES DE "EL PICHI" - Educación física y valores

 

La entrada de hoy es para la sección de Ningún alumno/a sin E.F. y trata sobre las adaptaciones de «el pichi» para que todos/as nuestros alumnos/as puedan participar en la actividad. El pichi no es ni mas ni menos que una simplificación del beisbol para practicarlo en el patio del colegio y con material diverso. Es un juego que suele gustar muchísimo a casi todos los alumnos/as (a todos/as es imposible que les guste una misma actividad y todos/as lo sabemos ;-)…). Es una actividad muy divertida y dinámica con la que podemos trabajar la velocidad, la coordinación oculo-manual u oculo-pédica (en función de como lancemos si con la mano o con el pie), la organización espacial, la toma de decisiones y las habilidades motrices básicas.

 

¿Cómo se juega?

Se divide a la clase en dos equipos, uno se colocará en la línea de fondo o en una portería que decidamos (este será el equipo lanzador) con sus integrantes colocados en fila, y el otro equipo disperso por todo el campo (equipo receptor), un jugador/a de este equipo será el «pichi» y se situará en el punto de penalti o en un punto marcado a unos 5 metros del equipo lanzador, sitio del que no se podrá mover.

A lo largo del campo pondremos las bases (que pueden ser aros, conos, marcas en el suelo con tiza…) haciendo un recorrido ovalado, de tal forma que los jugadores del equipo lanzador puedan ir pasando por ellas saliendo hacia la derecha y llegando de nuevo al mismo sitio desde donde están lanzando. El número de bases y la distancia entre estas estará definido en función del nivel en el que estemos desarrollando el juego, así en primer y segundo curso estarán mas cerca y habrá mas bases y para cursos superiores las iremos alejando y reduciendo el número de estas.

Para comenzar el juego el pichi ha de lanzar la pelota al jugador/a del equipo rival que se encuentre preparado/a para lanzar, y este/esta lo lanzará hacia delante buscando que este vaya a donde no haya jugadores del equipo rival y mientras el balón no esté en poder de ningún jugador/a del equipo contrario este/esta deberá correr siguiendo el orden de las bases y pararse antes de que la pelota llegue al pichi para no ser eliminado. Mientras tanto los jugadores del equipo receptor tratarán de coger la pelota y pasársela lo más rápido posible al pichi, que una vez la tenga la botará en el suelo diciendo «pichi», y si una vez está haciendo esto el jugador/a lanzador/a no está dentro de una base será eliminado, a no ser que haya completado una vuelta completa al campo (una carrera, que será como si fueran los puntos para determinar quien gana el juego). Una vez haya más de un jugador corriendo entre las bases haremos valer la norma de que no puede haber mas de un jugador por base, en el caso de que haya más de un jugador/a se eliminará el último que haya llegado a esta.

Se intercambiarán los papeles de los equipos una vez se elimine a todos los componentes del equipo lanzador, aunque también podemos hacer que se cambien los equipos de rol cuando el equipo receptor coja la pelota al vuelo sin que toque el suelo (lo que comúnmente conocemos en Valencia como «empomar!); o cuando todos los componentes del equipo hayan lanzado dos veces; o cuando el maestro/a lo decida (en el caso de desequilibrio de nivel entre los equipos).

Al igual que el hecho de aumentar o disminuir el número de bases y la distancia entre estas para ajustar la exigencia del juego a la edad de los alumnos/as también podemos variar la forma del lanzamiento (chutar un balón con el pie, chutar un balón más pequeño, golpear con una raqueta una pelota de tenis, batear con un bate una pelota de tenis o de beisbol… o incluso si tenéis un balón de rugby también pueden chutar este, de este modo el juego se vuelve más difícil pero a la vez divertido, debido a la deformidad de la pelota) para complicar un poco más el juego. Así como también podemos variar las premisas de los eliminados para que no esté ningún alumno/a sin jugar, por ejemplo, dándole dos vidas a todos/as o que se les pueda salvar haciendo una carrera… como siempre digo, imaginación al poder.

 

Adaptaciones

 Pictograma baja visión o ceguera

Alumnos/as con discapacidad visual

 

En el caso de alumnos/as ciegos totales jugaran acompañados de otro alumno/a, y en el caso de ser eliminados/as el jugador/a seguirá jugando individualmente. Y si realiza una carrera salva al compañero/a ciego/a.

En el caso de alumnos/as deficientes visuales intentaremos utilizar un balón un poco más grande, además las bases deben ser más visibles, con aros o dibujadas con tizas en el suelo no será suficiente, se pueden utilizar conos con una pica dentro y un pañuelo de color llamativo arriba, tipo bandera, o lo que se os ocurra pero que sea amplio y contrastado con el resto de colores del patio. los compañeros/as de su equipo le irán aconsejando lo que es mejor que haga, si correr o quedarse en la base, si la base está ocupada… Con este jugador/a no se hará valer la norma de un alumno/a por base, pudiendo ocupar esta 2 personas. Así como tampoco hará falta que toque la base cuando pase por ellas, sino que bastará con que pase cerca, a una distancia razonable, y así evitaremos posibles choques y caídas.

A la hora de ser receptor, el alumno/a invidente sigue con un compañero/, y el deficiente visual también si lo necesitara. En caso de poder manejarse solo/a intentaremos que el balón sea de un color llamativo y si fuera posible ponerle cascabeles dentro o pegados sería una gran ayuda para este alumno/a. Además los compañeros/as deben verbalizar siempre las situaciones en las que pueda haber peligro como ir ambos a por la pelota.

 

Pictograma silla de ruedas

Alumnos/as con discapacidad física y/o parálisis cerebral en silla de ruedas

 

En el caso de tener alumnos/as en esta situación colocaremos más bases de un color diferente y que solo podrán ocupar estos alumnos/as. Y modificaremos la norma de un alumno/a solo por base pudiendo compartir esta un alumno/a sin silla y el alumno/a en silla de ruedas. Cuando este alumno/a esté corriendo las bases los compañeros le irán avisando de si debe continuar o pararse, o en su defecto el maestro/a ya que en muchas ocasiones estará de espaldas al juego. 

Si este alumno/a tuviera problemas a la hora de lanzar podríamos hacer que el equipo receptor espere el lanzamiento sentado, o de espaldas, que lance con la mano, o incluso si el/ella quiere que sea un compañero/a quien chute o lance por el/ella. Así como si tuviera problemas para manejar la silla podría ser un compañero/a elegido por el/ella quien le lleve durante su turno jugando luego también su turno individualmente.

Cuando el equipo sea receptor este jugador/a tendrá más difícil su participación ya que le resultará complicado coger la pelota a la vez que desplaza la silla, por lo que en cada lanzamiento le podemos dar un «súper poder» y que pueda decir la palabra stop y entonces el jugador/a o jugadores/as que estén corriendo las bases se tengan que detener 5 segundos para así este poder ir a coger la pelota, y una vez pasados los 5 segundos se sigue el juego tal cual. Otra opción para que este jugador/a participe más activamente es darle el papel de pichi.

 

Pictograma persona con andador o muletas

Alumnos/as con discap. física y/o parálisis cerebral con andador o muletas

 

Ante estos alumnos/as aplicaremos las mismas adaptaciones que con los alumnos/as en silla de ruedas en función de su movilidad funcional y la destreza de sus miembros superiores y/o inferiores.

Cuando su equipo sea lanzador si este alumno/a no tuviera suficiente fuerza o destreza para poder lanzar la pelota lo podrá hacer un compañero/a por el/ella.

Y cuando le toque ser receptor aplicaremos el «súper poder» dado a los alumnos/as en silla de ruedas explicado en el apartado anterior. Si este alumno/a hiciera de pichi podría estar sentado en el suelo o de rodillas, o incluso en una silla si fuera necesario.

En el caso de alumnos/as con parálisis cerebral si hubiera problemas de comunicación verbal podrá ser cualquier jugador/a de su equipo  quien grite «pichi» una vez este/a bote la pelota, o incluso poner la norma de que el simple hecho de que coja la pelota ya es equivalente a decir pichi, y por lo tanto eliminar a jugadores/as del equipo rival.

 

Pictograma discapacidad psíquica o intelectual

Alumnos/as con discap. intelectual o psíquica

 

Si tenemos alumnos/as con discapacidad psíquica no tienen porque necesitar adaptación alguna para realizar este juego, salvo que necesitaremos explicarles detenidamente el juego y asegurarnos de que han entendido las normas del mismo. Mientras que en los casos mas severos igual es muy difícil su comprensión y la única adaptación posible es jugar acompañado por el maestro o personal de apoyo (si lo hay en el centro).

 

 Pictograma discapacidad auditiva

Alumnos/as con discapacidad auditiva

Los alumnos con problemas auditivos no tendrán mayor complicación en este juego, lo único que no oirán las indicaciones de los compañeros de equipo mientras están corriendo, pero actuarán de la misma forma que el resto de compañeros/as corriendo estando atentos/as a quien tiene la pelota para saber cuando pararse o no.

 

Como cada día recuerdo que estas son las discapacidades más comunes en nuestra realidad educativa, pero no quiere decir que no haya otras, si tenéis alumnos/as en clase con otro tipo de discapacidad y queréis adaptaciones también no dudéis en contármelo y me informaré todo lo posible al respecto y las incluiré en los nuevos juegos. Y también deciros que podéis pedir adaptaciones de juegos concretos para futuras entradas, y os los pondré en cuanto pueda, pero ante todo que NUNCA dejéis sin jugar a un alumno/a por desconocimiento de su discapacidad o de como adaptarle una actividad, ellos no tienen la culpa y no merecen ser excluidos porque en mayor o menor medida todos los juegos y actividades son susceptibles de adaptar, preguntar a mi o a quien queráis, buscad en internet educación física adaptada, o la mejor de las soluciones, poneos en el lugar del alumno/a con esa discapacidad y pensad como podríais realizar esa tarea, seguro que algo se os ocurre.

 

La semana que viene otro nuevo juego adaptado.

 

Y no os olvidéis, si no queréis perderos nada ¡suscribíos a la página y estaréis informados de cada nueva entrada!

Share This
A %d blogueros les gusta esto: